Dehesa de Extremadura

La dehesa de Extremadura, paisaje y paraíso. Entre encinas, hayas, alcornoques, olivo, jara y romero se crían los cerdos que dan el mejor jamón ibérico de bellota del mundo.
Peculiar paisaje siempre reconocible, no hace falta más que echar un vistazo y saber que estás en tierras extremeñas.
Aquí es fácil avistar una cigüeña o decenas de ellas, buitres, águilas, jabalíes o ciervos. Esta tierra alimenta un espectáculo natural que la huella del hombre respeta y admira. 

“Sol en tierra que amarillea, de dulce y porosa la sombra a la encina.
De noches de estrellas y cantos de grillos. De relatos e historias nocturnas.
Respiro profundo y se escapan mis enredos, entonces, sé que estoy en mi Tierra.”

Laura Corrales